Con el paso de los años uno aprende que la vida son momentos. Valora más un atardecer con un bocata en la mano rodeado de los tuyos, una comida con una bonita sobremesa, un viaje largo en el que debatir de todos los aspectos de la vida…

El mundo cambia y, por tanto, el precio de las cosas a lo largo de este también. Por eso, quiero proponerte 7 experiencias baratas para todo el año, es decir, no quiero que dejes de hacer ninguno e de estos planes sea la época que sea ¿Vienes a disfrutar un poco más de la vida?

1. Pícnic en la playa o la montaña

Y ponerse en contacto con la naturaleza, aposentar nuestra culo en pleno suelo sin la más mínima preocupación sobre si nuestro pantalón estará manchado cuando nos levantemos. Viviendo un aquí y un ahora. Sacar el tupir de la tortilla de patatas, esa botella de vino que todavía siente su gota de agua deslizando por el cristal, las copas bien envueltas en papel para que no se rompan hasta llegar al destino. Sacar el móvil, hacer una foto y dejarla volar a través de la red para colarse en la pantalla de nuestros contactos y obtener, así, un “¡qué envidia!” de vuelta.

España es bonita y ahora que la estoy recorriendo mucho más, corroboro lo que te acabo de decir. En este post del ABC encontrarás algunas recomendaciones para montar una jarana en plena naturaleza. Encontrarás lugares como El Salto de la Novia (Castellón), la playa fluvial de Tapia (Santiago) o el Cerro del Tio Pío (Madrid).

2. Festival

Bailar hasta que la música se acabe, las luces del escenario se apaguen o nuestros pies no respondan más al ritmo de la música, así es como se debe vivir un festival ¿no crees?

Viajar con motivo de un festival es una de las tendencias viajeras que más está creciendo últimamente en el mercado turístico, y es que los españoles buscamos las excusas más ocurrentes para perdernos por cualquier rincón del mundo. Muchos de los festivales que se están poniendo de moda ofrecen ofertas tan atractivas como abonos por 25€ en festivales de una semana. Aquí te dejo el calendario de los principales para que empieces a programar los viajes de tu 2018.

3. Freetours

Llevo 2 años viviendo en Madrid y seguro estoy que, pese a que puedes estar pensando que llevo poco tiempo viviendo en ella, me conozco la ciudad como pocos madrileños lo hacen.

Cuando somos turistas o vamos a una ciudad completamente nueva, nuestro día a día se convierte en una aventura, en un nuevo escenario sobre el que indagar. De hecho, tal y como habrás podido comprobar en Instagram, mínimo una vez a la semana lo dedico a descubrir nuevos rincones de la ciudad para poder enseñar a futuras visitas.

Una buena opción si no quieres moverte y gastarte dinero en el desplazamiento, puede ser hacer un freetour en tu misma ciudad y volver a conocerla, como si de un turista más se tratase. ¡Vas a descubrir que no sabías tanto como pensabas!

Si en cambio, has tenido la suerte de cambiar de ciudad, hacer un freetour es una opción económica, cómoda y divertida para conocer la ciudad. Es más, yo siempre recuerdo mi experiencia en Sevilla y las copichuelas que acabamos tomándonos con nuestros guías.

4. Hacer El camino de Santiago

¡Alguna vez en la vida hay que vivir la experiencia!

Si no fuese porque tengo ya medio cerrado el calendario de viajes para mi 2018, no descartaría en ningún momento hacer un parada por el Camino de Santiago.

Hay rutas y rutas. Rutas que te llevan por acantilados de infarto, rutas que hacen sentir que formas parte de la naturaleza, rutas que te dejan con el mejor de los sabores de boca y, después, está el Camino de Santiago.

Si dijese que esta ruta no es tan solo una ruta, no me estaría equivocando. Es un viaje para andar, correr, ir en bicicleta o como sea. Un viaje para reconvertirte, redescubrir en tu interior que es eso que escondes. Pararte a pensar, disfrutar del slow tourism, soñar, sentir vivir. Además, lo mejor de todo esto es que sé de buena mano que es una experiencia muy, pero que muy barata. Así que aquí te dejo su web para que vayas organizando todo para tu próxima aventura.

5. Visita pueblos

Me considero consideraba una persona cosmopolita, de esas que son rehaceos a perderse por sitios con menos de 50.000 habitantes, de los que hace de las ciudades el más confortable de sus hogares y el que necesita salir a la calle y sentir la energía que los habitantes de las grandes ciudades desprenden.

Pero ¿por qué no perderse por pueblos? Alejarse del WiFi, del barullo del centro, de las prisas por llegar al trabajo, de los pitidos de los coches al conductor de delante que va demasiado lente, alejarse de todo esto siempre puede llegar a ser una gran idea.

Hace tiempo, te escribí este post sobre los 5 hoteles más baratos de España y todos y cada una de ellos ¿Sabes que quiere decir eso? ¡Ni el dinero ni el destino es la excusa!

6. Alquila una caravana

Cuando era pequeño, siempre me quedaba con la boca abierta cuando la gente me contaba la historia de que el caracol siempre llevaba la casa a cuestas. Cosa que tomaba una mejor forma en mi pensamiento cuando me compré un coche pequeño de juguete con la misma forma de caracol emulando una auto caravana. Desde entonces, siempre he sentido una cierta afinidad con este tipo de transporte.

A partir de 2018 no quiero hacer viajes normales, de esos que hace todo el mundo. Quiero vivir experiencia únicas, de esas que contaré a mis nietos con la boca abierta y un brillo especial en los ojos. Sin duda alguna, una de ellas será subido a una de ellas. Y es que, aunque mucha gente lo apode como una experiencia cara por el precio del alquiler de cada una de ellas, realmente, cuando haces números, descubres que no es tanta la diferencia de viajar con tu coche y alquilar un hotel en el mismo sitio.

7. Una cata de vino

El vino es, posiblemente, uno de los mejores regales que nos ha dado España ¿no crees?

Deja un buen sabor de boca, mejora con el paso de los años, acompaña las mejores celebraciones y esta siempre brindando. Muchas veces, la sociedad ha asociado este mundo con un mundo de ricos al que poca gente podía acceder pero y si te digo que he asistido a catas de vino gratis ¿te lo crees? Puedes encontrar catas de vino baratas o, incluso, gratis en muchos rincones de España. Aquí tienes toda la información del enoturismo para que te sorprendas un fin de semana cualquiera. Porqué quieres y porqué puedes.

Ya sabes, la vida son dos días, así que de ti depende aprovechar todos y cada uno de los momentos.

Feliz día

Vicent Bañuls

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *