Hace unas semanas, los zapatos volvieron a pisar Londres, pero esta vez volvieron a suelo británico para disfrutar un ritmo mucho más desahogado de una de las ciudades que me tiene el corazón robado.

Para mí, la capital de Reino Unido es como ese pedacito de Nueva York que puedo tener un poco más cerca de lo que realmente tengo a la ciudad de los rascacielos, una pequeña ciudad donde escaparme y volver a creer que las ideas que tengo en mi mente no son tan disparatas, un lugar para seguir haciendo ver a la gente que viajar no es caro.

Dedicarse a viajar es algo que a muchos de nosotros nos gustaría hacer: degustar los nuevos menús de los hoteles, conocer la nueva decoración de sus habitaciones… Un poco así, fue mi última aventura por Gran Bretaña. Volví a la ciudad para conseguir esta lista sobre cosas gratis que hacer Londres ¿vienes? Prometo tener tu cartera a buen recaudo.

Perderse por los museos de Londres

Posiblemente, antes de venirme a vivir a Madrid, mi concepción sobre los museos era bastante negativa: me parecían lugares sosos, aburridos y donde el polvo había decidido habitar durante mucho tiempo.

Pero con mi llegada a la capital todo, absolutamente todo, cambió. Los museos pasaron de ser viejos carcamales a convertirse en lugares donde querer perderse muchas semanas, exposiciones que no querer perderse y arte a pocos metros de la pupila de tus ojos. Londres, claro está, es una de esas ciudades referencia en cuanto al mundo artístico se refiero, así que ya puedes imaginarte todas las joyas que esconden sus museos.

Puedes visitar el British Museum, The National Gallery, The Museum of London o el Tate Museum completamente gratis ¿No suena fascinante?

El cambio de guardia en Buckingham Palace

Aunque, desde mi punto de vista no es recomendable, reconozco que es una de esas paradas que tienes que hacer en tu primera visita a la capital británica. Algo comparable a ir a Roma y no ver al Papa.

El acontecimiento tienen lugar todos los días sobre las 11h y, como es de esperar, miles de turistas se aglutinan en la puerta del Palacio para verlo, así que lo más recomendable es llegar, como mínimo, con 30 minutos de antelación.

Si ya has visitado la ciudad alguna vez, tacha esta tarea de tu lista de actividades en Londres. Vas a perder tiempo y tampoco te aporta nada del otro mundo.

Visitar la Abadía de Westminster

Es una de mis tareas pendientes, tengo que confesarlo. Pero de las dos veces que he estado en la ciudad, cuando he pasado por la zona de la abadía, iba totalmente contrarreloj y, aunque por ganas no era, no podía detenerme a visitar un monumento como este.

Pese a que existen tours y muchas excursiones para visitar la ciudad, la Abadía de Westminster celebra todos los días una misa por las tardes que está totalmente abierta al público, así que puedes disfrutar de una pequeña visita a la abadía completamente gratis.

Pasear por sus mercados

Si hay algo por lo que destaque la ciudad de Londres, a parte de por su magia tan única y característica, es por sus mercados callejeros. Hay centenares por la ciudad, de hecho, es bastante improbable que la gente que en la ciudad reside haya tenido la suerte de pisar todos y cada uno de ellos.

No tienes que dejar perder la oportunidad de visitar mercados como el de Portobello Road Market, Borugh Market, Candem Town Market o perder por Columbia Road Market y vivir momentos tan frikifan como el que a mi me tocó vivir con Jon Kortajarena.

Disfrutar de Convent Garden y su encanto

Lugares en Londres que visitar hay miles, pero por mucho que los londinenses creen nuevos lugares a los que ir, pocos conseguirán desprender los Convent Garden desprende.

Convent Garden es arte, es historia, es imaginar a Eliza Doolitle en My fair lady vendiendo cerca de sus calles. Es vivir música en directo, cafés con ambientes especiales, tiendas con productos de lo más artesanales ¿Seguro que quieres perderte algo como esto?

Siéntete un Beatle y cruza el paso de cebra de Abbey Road

Ponerse en la piel de alguien conocido siempre es algo que nos va a producir un morbo interior del cual no vamos saber deshacernos nunca. Ponerse en la piel de los Beatles es algo que en Londres puedes conseguir sin mucho esfuerzo.

Probablemente los conductores de autobuses y de coches que frecuente esa zona, pueden estar hasta la mismísima coronilla de tener que pararse para dejar pasar a un grupo de turistas que quiere ponerse en la piel de aquellos que cantaban Yellow Submarine y es que, en Abbey Road, se encuentra el mítico paso de cebra sobre el que cruzaban el famoso grupo musical.

El Tower Bridge

Si hay un puente en Londres que sea conocido hasta en el último lugar escondido de la tierra, ese es el Tower Bridge.

Te confesaré una cosa, en mi primera visita a la ciudad, lo vi desde la lejanía. Sí, como el que ve a las personas mientras está montado en un avión. Pero para mi segunda vez, tenía claro que tenía que cruzarlo, así que no me lo pensé dos veces y maleta en mano, lluvia sobre el suelo de la ciudad y un frío que congelaba la cara, cruce el puente y tome una de las fotografías más bonitas de la ciudad.

Si, a parte de disfrutar de una increíble estampa, quieres ver un momento tan único como el de levantar sus calles para dejar paso a los barcos, aquí te dejo la página web donde puedes consultar sus horarios.

Conocer Harrods

Si todo el mundo habla de Harrods y no de otros grandes almacenes, como Seldfridge por ejemplo, probablemente sea porque, a parte de tener historia, estos grandes almacenes tienen algo que engancha todas las personas que pasan por sus rincones.

Ubicado en una zona encantadora, con centenares de años de historia, Harrods no es un gran almacén cualquiera, es El Gran Almacén de la ciudad de Londres. ¿En serio te vas a quedar sin tu bolsa de tela de Harrods?

Perderse en sus parques

Si hay algo que me he propuesto este 2018, que son muchas cosas, es disfrutar de la naturaleza. Intentar apartarme del barullo de las ciudades y esconderme en pequeños parques de la ciudad.

Londres, al igual que muchas capitales del mundo, esconde parques mágicos que van más allá de los ultraconocidos como son Hyde Park, por ejemplo. Regent’s Park, Kensington Park Holland Park son algunas de los tantos muchos en los que poder descansar un poco tus pies.

¡Añade más sitios a la lista! ¡Quiero que me cuentes!

Feliz día

Vicent Bañuls

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *