Hace tiempo que dejé de lado la idea de alojarme en sitios cochambrosos bajo la idea de “Total, solo voy a dormir”. No te preocupes, no eras la única persona que se intentaba autoconvencer de que había metido la pata hasta el fondo en el tema del alojamiento.

Desde hace varios años, considero que el alojamiento es algo bastante importante en un viaje. Hasta tal punto que puede hacer que le des una puntuación de 10 o que se quede en un 6 o 7.

Soy muy fan de booking, ya no tan solo por las múltiples facilidades que te ofrece para cancelar o modificar reservas, sino porqué, al haber trabajado durante dos temporadas en al recepción de un hotel, se la cantidad de ventajas que tiene los clientes que vienen desde esta plataforma respecto a los que vienen por contrata directa o agencias.

Esta vez teníamos que acertar en la elección, iban a ser 9 noches y no queríamos meternos en cualquier sitio.

Busqué las fechas, el presupuesto que más o menos teníamos y nos apareció el Courtyard New York Manhattan Time Square. 

Era nuestra primera vez en la ciudad y, como todas las personas novatas que vamos, queríamos alojarnos en el centro, queríamos sentir el ritmo frenético de la ciudad en primera persona, y este hotel respondía justo a ese criterio. Se encuentra en la w40th, y time Square esta en la 44th, eso quiere decir que en 2 minutos estábamos en Time Square. Y si queríamos disfrutar de un poco de paz, sin bajar de la cera y a la derecha del hotel, estaba mi querida Bryant Park ¿Entiendes por qué me gustó?

Courtyard es una de las cadenas de la gran empresa hotelera de Marriot, así que sabíamos que mal no íbamos a estar. Nuestra habitación estaba en un piso número 19 y para ser más perfecta todavía, era cuádruple cuando nosotros eramos tres, así que nos sobraba espacio por encima de la cabeza. Las camas eran cómodas, aunque como siempre, los cojines de los hoteles son como hojas de papel.

En la planata baja del hotel se encuentra el bar que era como una delegación de Starbucks, y la verdad, que varios días optamos por desayunar allí.

En cuanto al precio, os voy a contar un secreto. Probablemente pillamos un cambio de precios o algo raro en el sistema informático del hotel, y conseguimos la habitación por 500 euros por persona. Para que te hagas una idea, a dos meses de llegar a la ciudad miramos las mismas fechas con las mismas condiciones y estaba por 1300 euros ¿Suerte? Tal vez. Si no ya te digo yo que nuestro bolsillo no se hubiese podido permitir alojarse aquí.

 

 

 

Fotos

Obviamente, recomendaría este hotel a las personas que quieran visitar Nueva York, pero la próxima vez que lo haga yo, mi filosofía de viaje será completamente diferente a la de esta vez, así que no escogeré este hotel para hospedarme. Hay que conocer más zonas de la ciudad, y sin duda alguna, ya tengo claro donde lo haré.

¿Donde te alojaste tu?

Feliz día

Vicent Bañuls

4 thoughts on “El hotel donde me alojé en Nueva York: Courtyard New York Manhattan Time Square”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *