Gandia

Gandia, el lugar donde el cielo se une con el mar

¿Te imaginas vivir en un lugar en el que el sol te salude todos los días al despertar? ¿Te imaginas habitar en una ciudad donde la montaña se funde con la playa, las calles huelen a historia y su gente con solo una sonrisa es capaz de enamorarte?

Te describiré el lugar, te describiré el paraíso.

Probablemente una imagen vale más que mil palabras y, sobre todo, si las imágenes vienen de la mano de Campvisual probablemente cada uno de sus planos te haga ver, sentir, oler, vivir cada una de las cosas que en él se muestren.

Durante años, durante muchos años, me ha costado hablar de mi origen, de la ciudad que me ha visto nacer, crecer, reír, bailar, pasear, soñar, brindar.

Recuerdo perfectamente el verano en el que Aquarius presentó este spot a modo de reivindicación del popular sentimiento de “ser de pueblo”. ¿Qué pueblo? ¿Qué sentimiento? ¿De qué tipo de orgullo estamos hablando?

Hace dos años, dejé el calor de un hogar para atrapar sueños, cruzar metas y derribar barreras. Hace dos años decidí empezar una nueva etapa a más de 400 km de aquello que siempre había denominado hogar. Hace dos años decidí mudarme a Madrid y luchar por lo que siempre había querido llegar a ser.

A estas alturas, podría definirme como gandiense de nacimiento pero madrileño de corazón. Aquí, en Madrid, siento que la ciudad ya es mi segunda casa, más que nada, porqué los establecimientos ya no son eso, simples establecimientos. Son lugares con nombre y apellido, es decir, son el bar de los miércoles, el restaurante en el que celebramos el cumpleaños de, el museo donde nos pasó lo de, la terraza en la que vivimos el y la plaza donde bailamos mientras sonaba la canción de.

Seguramente y fruto del paso de la vida, uno aprende a valorar más todo aquello que tiene a su alrededor. Empieza a echar en falta un paseo por una playa con más de 4 km de extensión, unas vistas hacía una estampa formada por arena fina y un azul difícilmente olvidable, la mañana del Tio de la Porra o los nervios previos a la llegada de las Fallas.

Tal vez, haya vivido durante más de 18 años en el paraíso con el que todo persona ha soñado alguna vez en la vida y pocas veces haya llegado a valorarlo.

En Gandia, el cielo se une con el mar, la música se fusiona con la pólvora y la gastronomía se basa en una duda constante entre elegir el mejor plato de paella o la mejor fideuá de la ciudad.

En Gandia, la vida representa la esencia pura del slow life que a la mayoría de los humanos se nos olvida en las grandes ciudades. Allí, andar por su calle Mayor es pasear con los Borgia, saludar a escritores del siglo de Oro y vivir una de las pocas fiestas a nivel mundial declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

¿Te atreves a recorrer sus calles?

Cómo llegar a Gandia

Sin lugar a duda, uno de los grandes beneficios que tiene la ciudad es su facilidad para acceder a ella, ya que se puede acceder por tierra, mar y aire.

  • Coche: A través de la A3 y numerosas carreteras nacionales, podrás llegar a la ciudad sin ningún tipo de conflicto, excepto el tráfico en épocas estivales.
  • Avión: Si tu opción más recomendable para llegar a la ciudad es el avión, tu lugar de aterrizaje debe ser el Aeropuerto de Manises, a partir del cual podrás llegar a Gandia con la linea de metro y el posterior cerrarías que tendrás que tomar para pisar el suelo de la ciudad ducal.
  • Autobús: La ciudad cuenta con un gran número de conexiones a través de sus líneas regulares de bus por gran parte de España. Algunas de las empresas que operan en la ciudad son: Avanza o Alsa.
  • Tren: Aunque muy poca gente lo conoce, Madrid está perfectamente conectada con la ciudad, ya que existe el trayecto directo Madrid-Gandía desde la Estación de Atocha. Si no vienes desde Madrid, otra posibilidad es coger cualquier AVE que te deje en la Estación Joaquín Sorolla de Valencia, ya que desde ahí y con el mismo billete de AVE puedes llegar a Gandia a través de la línea de cercanías que conecta con la ciudad.
  • Barco: Desde el pasado verano 2017, Gandia cuenta con conexión directa con Ibiza y Formentera gracias Transmediterránea. Puedes consultar precios y horarios haciendo click aquí.

Cómo moverse por Gandia

Aunque a la gente muchas veces no le parezca, Gandia no es una ciudad excesivamente grande. Aun así, cuanta con su línea regular de autobús que conecta la zona central de la ciudad con la playa, conocida como “La Marina Gandiense” (Lo reconocerás porqué son unos autobuses amarillos). Del mismo modo, y para moverse por las zonas más céntricas, cuanta con dos líneas del Urbanet (Autobús verde). El precio de cada billete ronda los 1,5€-2€, a excepción de si eres jubilado.

Además, su estación de RENFE Cercanías te lleva a Valencia en menos de una hora y poder así descubrir el encanto de la capital valenciana. (El precio del trayecto ida y vuelta ronda los 12€).

Dónde dormir en Gandia

Aunque en la gran mayoría de las veces suelo decantarme por el apartamento antes que por el hotel por temas de flexibilidad y trabajo, en este caso, Gandia ofrece alternativas que pocos ciudades en el mundo lo ofrecen.

Si te apetece tener la playa a tan solo un respiro algunas opciones para alojar puede ser el Hotel RH Bayren o el Hotel San Luís. Si en cambio te apetece vivir una experiencia diferente e increíblemente única, una buena opción puede ser alojarse en la recientemente premiada La Gastrocasa o, si prefieres conocer un poco más de la historia de Gandia y alojarte en el centro de la ciudad, puedes hacerlo en el Hotel Borgia.

Presupuesto para viajar a Gandia

Gandia no es una ciudad cara, tengo que decírtelo. Al igual que en todos los sitios, tienes que saber moverte, tienes que saber buscar y tienes que atreverte a probar. Existen planes para todos y cada uno de los presupuesto que tengas en mente.

Bien puedes disfrutar de un buen menú en el centro de la ciudad en El Raconet de Pere , por ejemplo, puede estar sobre los 12€. Si tienes un presupuesto un poco más amplio puedes sentar en las mesas de El Chef Amadeo y degustar una de las mejores fideuás de la ciudad, comer con vistas al mar desde el restaurante Parsifal o probar las mejores paellas en la Puig Mola. Por último, si ya quieres tirar la casa por la venta puedes disfrutar de las delicias de restaurantes como Almar o elrestaurante Ripoll.

Paradas imprescindibles en tu escapada a Gandia

Esto no son unas recomendaciones cualquiera, son recomendaciones de alguien que ha vivido durante muchos, muchos años en una ciudad que, con el paso de los años, va queriendo más y más. Si Gandia está en tu lista de próximos destinos, apunta todas estas paradas imprescindibles:

  • Palacio Ducal de los Borgia.
  • Monasterio de San Jeronimo de Cotalba (Alfauir).
  • Playa del Ahuir.
  • Castillo de Bairén.
  • La colegiata de Gandia.
  • Plaza de las Escuelas Pias.
  • Museo Fallero.
  • Plaza Mayor.
  • Paseo de las Germanías.
  • Rompeolas de Gandia.

Ojalá esta ciudad te haga sentir tantas cosas como a mí me ha hecho sentir.

Gandía es así, vívela.

Feliz día

Vicent Bañuls

2 thoughts on “Gandia, el lugar donde el cielo se une con el mar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *