La segunda ciudad más poblada de Italia y uno de los principales motores del país. Ella es Milán y, hace exactamente un año, me encontraba conociendo sus encantos, descubriendo el arte que esconden sus calles, degustando su maravillosa gastronomía.

Pero antes de empezar con esta guía, he preparado un vídeo para que conozcas mucho más sobre Milán ¿Vamos?

Cómo llegar a Milán

Milán, con su estupenda localización al norte de Italia y la inconmensurable cantidad de vuelos que llegan a la ciudad, hacen que sea una ciudad de muy fácil acceso. De hecho, según este artículo que leí recientemente, la ciudad italiana se encuentra entre las 20 ciudades más visitas del mundo (exactamente el número 14, con 7,65 millones de visitantes).

Puedes llegar a la ciudad con:

  • Avión. Fue la opción por la que me decanté yo. De hecho, al mi el vuelo a la ciudad me costó 60€, viaje que aproveché para visitar Venecia. La ciudad cuanta con tres aeropuerto: el de Milán-Malpensa, el de Milán-Linate y el de Milán-Bérgamo. Los vuelos al los tres aeropuertos suelen rondar esos precios, siendo las principales aerolínea que vuelan: Ryanair, Vueling e Easyjet.
  • Tren. Bien sea porque hayas encontrado un vuelo barato a Venecia o, bien porque hayas encontrado un vuelo barato a Roma, llegar a la ciudad de Milán solo te va a suponer dos y tres horas respectivamente. Incluso, si tu problema no es el tiempo, puedes conseguir trenes con trayectos de más duración por un precio bastante bajo. Puedes consultar los horas y precios de trenes haciendo click aquí.
  • Autobús. No es la opción más recomendable, puesto que el trayecto cuesta alrededor de 100€ y el viaje dura un mínimo de 17 horas. Así que no es nada recomendable.
  • Coche. Viendo el precio de los vuelos, y comparando lo que tienes que gastarte en gasolina para el coche, además de la noche de alojamiento que tendrás que pagar extra a mitad de camino (La distancia entre Milán y Madrid es de 1.580 km) debido a la larga distancia, no compensa mucho, excepto que estés haciendo un roadtrip por Europa y quieras descubrir pueblos por el trayecto.

Cómo moverse por Milán

Te voy a decir la verdad, al tener el hotel tan cerca de la Estación central de Milán, estación situada en el centro de la ciudad, no hicimos mucho uso del transporte público, exceptuando el trayecto del aeropuerto a Milano Centrale. Pero eso no quiere decir que la ciudad no disponga de una amplia red de transporte. De hecho, puedes hacer uso de los siguientes:

  • Metro. Cuanta con la red de metro más grande de toda Italia conformada por 4 línea: la roja, la amarilla, la verde y la violeta. A través de ellas puedes llegar a los principales monumentos de la ciudad.
  • Tranvía. Es uno de los medios de transporte más tradicionales de la ciudad que se ha convertido en todo un icono de la ciudad, al igual que pasa en Lisboa. Cuenta con un total de 17 línea y una línea interurbana que conecta Comasina con Limbiate.
  • Autobús. Un total de 66 autobuses urbanos y 51 interurbanos conforman la red de autobuses de la ciudad de Milán, además de una red de autobuses nocturno. Algunos de ellos se encargan de cubrir algunas rutas realizadas por el metro línea 1, 2 y 3.
  • Taxi. Una de las cosas más singulares que tiene Milán es aquello de los taxis compartidos, es decir, 3 personas que cogen el taxi en un mismo lugar y va a un mismo destino. Eso sí, hay que tener en cuenta que dependiendo de si se hace uso del servicio individual o compartido el precio del taxi es diferente.

En cuanto al precio del transporte público es de 1,50€ por trayecto, siendo válido durante 90 min. También, puedes hacer uso del bono de transporte de 10 viajes, siendo válido igual durante 90 min, por 13,80€. Al mismo tiempo, la ciudad dispone de una tarjeta de transporte semanal, por cuya obtención tendrás que pagar 10€. Además, tendrás que pagar 11,30€ para conseguir tener viajes ilimitados durante una semana en la ciudad. Es decir, el total de viajar una semana con viajes ilimitados con la tarjeta de transporte es de 21,30€. Esto hace que, muchas veces, sea más rentable coger los billetes sueltos, puesto que visitando Milán no vas a hacer tanto uso de los medios de transporte.

Puedes conseguir también un bono de transporte público para 24h por solo 4,50€.

Dónde dormir en Milán

De nuestras 3 noches en Italia durante este viaje, pasamos 2 en la ciudad de Milán y una en la ciudad de los canales. Durante nuestra estancia en el hotel, nos alojamos en el Smart Hotel Milano Centrale. Un hotel pequeño, pero acogedor con una decoración bastante moderna y con una ubicación estupenda que nos facilitaba estar cerca de los principales atractivos turísticos en pocos minutos. Cada noche, incluyendo desayuno, nos costó un total de 28,31€.

Al viajar en verano y haber gestionado la reserva con una gran antelación, conseguimos muy buenos precios para viajar a Italia en pleno agosto. Aun así, vas a poder encontrar alojamientos por las mismas condiciones al rededor de los 40-50€ por persona.

Eso sí, el mejor barrio para alojarse es el centro de la ciudad. Puede que te resulte un poco más caro, pero te va a permitir ahorrarte tiempo y dinero en el transporte público.

Presupuesto para viajar a Milán

Milán no es una ciudad barata, pero tampoco sus precios hacen que la tengamos que calificar como una ciudad cara.

Cuando viaje, suelo llevar el mismo ritmo de vida que llevo en mi ciudad. Estas en otro escenario, pero tu sigues siendo el mismo. Eso me ayuda muchísimo a gestionar bien el dinero durante todas mis aventuras.

Comimos y cenamos en restaurante normales, ni excesivamente baratos, ni tan siquiera caros, y todos nos resultaron al rededor de unos 12-15€ dependiendo de lo que pedíamos ese día.

Teniendo también en cuenta que no pagamos por entrar a ningún monumento y aprovechamos las entradas gratuitas, nuestro viaje resultó muy económico. Queríamos pagar por entrar a ver “La última cena”, pero nos quedamos sin entrada.

Así que, dos días en Milán pueden costarte lo siguiente:

Comidas y cenas (40€) + Transporte hasta la ciudad (Avión 60€) + Alojamiento (28,31) = 128,31€

Paradas imprescindibles en tu escapada a Milán

Milán es una ciudad grande y eso quiere decir que tiene muchos rincones que divisar, otro muchos más monumentos que visitar y centenares de cosas con que sorprender. Te he preparado esta lista y este mapa para que los puedas llevar detrás y tengas tu ruta mucho más clara cuando visites la ciudad.

  • Piazza del Duomo.
  • Catedral de Milán.
  • Palacio Real de Milán.
  • Piazza Fontana.
  • Teatro de Gerolamo.
  • Piazzeta Pattari.
  • Galería Vittorio Emanuelle II.
  • Piazza della Scala.
  • Piazza Mercanti.
  • Palazzo della Ragione.
  • Via Dante.
  • Parque Sempione.
  • Via della Spiga.
  • Via Monte Napoleone.
  • Piazza Gae Aulenti.
  • Cementerio Monumental de Milán.
  • Santa Maria delle Grazie.
  • Basílica de San Ambrosio.
  • Basílica de San Lorenzo.
  • Museo arqueológico de Milán.

Artículos de otros blogs

¿Has estado en Milan? ¡Cuéntame tu experiencia!

Feliz día

Vicent Bañuls

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *