Oslo

Guía práctica para visitar Oslo

Me tacharon de no loco, de atrevido, de soñador. También me dijeron que no estaba bien de la cabeza, que cómo se me había ocurrido, etc., etc., etc… Pero en diciembre de 2015 cogí un avión a la capital noruega para conocer un poco más los países nórdicos.

Si te digo que cuando alguien de mi alrededor pronuncia la palabra Oslo solo puedo poner cara de melancolía, probablemente puedas deducir cual es fue el resultado de tal maravillosa experiencia ¿no?

Así que he preparado una completa guía para que disfrutes de la ciudad tanto como lo hice yo.

¿Cómo llegar a Oslo?

La opción más útil para llegar a Oslo, excepto que vivas en el país noruego, es llegar con a través de un vuelo. La ciudad cuenta con tres aeropuertos:

  • El aeropuerto de Oslo. Este está ubicado en Gardernmoen, a 50 km del centro de la ciudad y puedes llegar hasta ella mediante tren express (La duración del trayecto es de 19 minutos y tienen una frecuencia de 10-20 min), tren regional, en bus con empresas como Flybussen o Flybussekspressen o en taxi.
  • El aeropuerto de Toro Sandejford. Ubicado a 110 km del centro de Oslo, puedes llegar al centro de la ciudad con tren (el trayecto y la frecuencia de cada tren es de 1h), autobús con una duración del trayecto de 2h o mediante coche.
  • El aeropuerto de Rygge. Este es el aeropuerto al que llegan las aerolínea de bajo coste de procedencia europea y al cual llegué yo. Aunque puedes llegar en taxi al centro de Oslo, la manera más fácil de llegar al centro de la ciudad es mediante el Unibus Ekspress con un coste de 160 NOK por trayecto o 300 NOK ida y vuelta.

¿Cómo moverse por Oslo?

Oslo, al igual que gran parte de las ciudades europeas, tiene un cultura del uso de la bicicleta muy arraigada y, aunque nosotros no la utilicé en ningún momento como, por ejemplo, si hice en Amsterdam, nos la recomendaron en numerosas ocasiones.

Realmente Oslo no es una ciudad excesivamente grande, de hecho, allí solo viven poco más de medio millón de personas. Yo no sé si es porqué estoy acostumbrado al tamaño de ciudadanos con ese número de habitantes, ya que muy similar al número de residente en Valencia, o cual fue la razón, pero me parece que Oslo tiene el tamaño perfecto para recorrerlo a pie sin suponer un esfuerzo sobre natural para tus zapatos.

En cuanto al transporte público, cuenta con una red de metro distribuida a lo largo de toda la ciudad con un coste de 90 NOK por el pase de 24h. (Precio de billete sencillo: 33 NOK). Tal y como te he dicho, al ser una ciudad pequeña y manejable, lo más recomendable es que te muevas con billetes sencillos para desplazarte a las atracciones más alejadas del centro o lo que es lo mismo, solo vas a utilizar un billete de ida y otro de vuelta, por tanto, no compensa comprarse el pase de 24 horas.

¿Dónde dormir en Oslo?

Oslo es una ciudad cara, realmente mucho más de lo que me esperaba. Pero si hubo algo que me sorprendió fue el precio de sus alojamientos. Para el nivel de vida la ciudad, los precios del alojamiento son bastante bajos.

Si te quieres hacer una idea, te contaré cuales fueron mis planes. Me alojé en una habitación del Hotel CityBox Oslo, un hotel situado a un minuto andando de Prinsens Gate, una de las calles principales de la ciudad. Era la primera vez que me alojaba en un hotel completamente digitalizado, es decir, no había recepción, sino maquinas que se encargaban de hacer el check in y el check out de tu visita. Además, el hotel había sido inaugurado hacía muy poco, así que estaba completamente nuevo.

Antes de decantarnos por esta opción, barajamos la posibilidad de alojarnos en un apartamento o en otros hoteles, a través de AirBnB y otras opciones que nos ofrecía Booking.com, pero la opción que elegimos al final era la que más nos compensaba. El precio de la estancia para 3 noches fue de 30 euros por persona y noche.

Las mejores zonas para alojarse son: el centro de la ciudad, el barrio de Grünerløkka, FrognerMajorstua para aquellos que buscan tranquilidad y Kampen para los presupuesto extremadamente ajustados.

Presupuesto para viajar a Oslo

Oslo es cara y quien diga lo contrario, probablemente, te esté vendiendo una información que no es verdadera. Para que te hagas una idea el precio de una pizza en la ciudad tiene un precio mínimo de 23 euros. Sí, en algunos de mis viajes ese el presupuesto diario para todo un día.

Todo adquiere mucha más lógica cuando conocer un poco más la cultura del país y ves que el sueldo medio del país ronda los 4.500-5.000 euros.

Aun así, siempre existen alternativas económicas para comprar cosas de comer como son los míticos 7-Eleven.

La mayoría de las cosas para ver en la ciudad son monumentos al aire libre, así que no tendrás que dedicar parte de tu prepuesto a visitar culturales, excepto que quieras ver “El grito” de Munch que se encuentra en la Galería Nacional (Precio: 100 NOK).

Nuestro gasto total del viaje fue: Comidas y cenas (115€) + Transporte hasta la ciudad (Avión 60€) + Alojamiento (90€) = 265€

Paradas imprescindibles en tu escapada a Oslo

A Oslo tengo una visita pendiente, eso lo tengo muy claro. Pero cuando vuelva esta segunda vez, va a ser para vivir la ciudad a mi aire, tal y como lo hice en mi última escapada a Londres. Es una ciudad que regala mucho más de lo que puedas imaginar, así que como no quiero que te pierdas nada en tu visita, aquí te dejo los imprescindibles para visitar en la ciudad:

  • Parque de Vigeland.
  • Fortaleza de Akershus.
  • Parque Frogner.
  • Museo de barcos Vikingos de Oslo.
  • Fiordo de Oslo.
  • Palacio Real de Oslo.
  • Museo del pueblo noruego.
  • Ayuntamiento de Oslo.
  • Museo Munch.
  • Centro Nobel.
  • Galeria Nacional.

Artículos de otros blogs

Oslo, tenemos una segunda cita pendiente y espero que no tarde en llegar ese momento.

Feliz día

Vicent Bañuls

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *