Los consejos de los zapatos

Los 7 destinos más felices del mundo

El concepto felicidad, llámame loco, pero yo diría que es universal. Aquello que no es común es los objetos que necesitamos para alcanzarla.

Cuando hablamos de felicidad estamos hablando del estado de ánimo de la persona que se siente plenamente satisfecha por gozar de lo que desea o por disfrutar de algo bueno, pero para todos no es lo mismo. Créeme. Yo últimamente encuentro la felicidad en lo más simple.

Para mi felicidad es…

Es levantarse cada mañana y escuchar el timbre del microondas como señal de que ya se ha calentado el agua para el café.

Es beberse el café mientras miro al horizonte e intento organizar el día que viene por delante, aunque después vaya a saltármelo todo. Lo digo y lo repito veinte mil veces: mi vida es un caos, pero es un caos organizado. Me gusta vivir entre papeles amontonados, correos apelotonados en la bandeja de entrada y una agenda pegada al teclado del ordenador  con citas a las que espero poder asistir en algún momento.

Es montarse al metro y pasar a formar parte de la atmósfera más bonita del mundo. Sí, me gusta viajar en metro, bueno, en metro y en todo tipo de transporte público. Me gusta ver a abuelos con sus nietos, a trabajadores con traje exhaustos sentados, a gente corriendo. Me gusta mirarlos, sonreírles y que me devuelvan la sonrisa. Me gusta jugar con las miradas.

Es tomarse el café de las 11h, recorrer calles sin dirección alguna para acompañar el baile de mis pies sobre el asfalto con un “Oh! No sabía que esto estaba aquí”.

Es idear 20.000 viajes, llevar a cabo una vigésima parte de ellos, pero apuntar los sobrantes en una lista de objetivos por cumplir.

Nos empeñamos en buscar la fórmula de la felicidad. De hecho, marcas como Coca Cola se publicitan como la fórmula de esta, pero nada ni nadie la ha conseguido sacar tan clara como la fórmula de las ecuaciones de segundo grado.

 

 

Soy de sonrisa fácil, incluso, te voy a confesar dos cosas:

  • Cuando estuve trabajando durante dos temporadas de verano en un hotel, me conocían como “el chico sonrisas”.
  • Hay pocas cosas que no consigan sacarme una sonrisa, incluso cuando vienen de gente que no es grata.

Hace poco, muy poco, se publicaron los resultados de la 41º encuesta anual global de los países más felices del mundo, realizada por Gallup International. Se evaluó a un total de 55 países teniendo en cuenta diferentes variables tales como la edad, el nivel educativo, los ingresos económicos y el estilo de vida de cada país.

Entre los resultados, se consiguieron los siguientes datos:

  • Un 59% de los consultados aseguró sentirse feliz.
  • Un 28% se consideró neutral.
  • El 11% infeliz.
  • El 2% no supo o no contestó.

¿Quieres saber cuales son los 7 países más felices del mundo? ¡Presta atención!

1. Islas Fiji

Foto

Ubicadas en Oceanía, las Islas Fiji cuanta con un total de 322 islas, de las cuales 105 ya se han despoblado. Las más importantes son Vanua Levi, Vito Levu y Suva, la capital. Su paradisíacas playas y la calidad de sus hoteles han convertido a este destino en todo un reclamo para los viajeros.

El clima allí es tropical, de hecho la temperatura oscila entre los 20ºC y los 30ºC. Además, su clima se divide en dos estaciones: la lluviosa y la seca.

La moneda allí es el dólar fiyiano, la lengua oficial es el inglés (aunque también se habla hindi y fiyiano) y es necesario llevar adaptador para los enchufes, ya que allí todo es de 240v.

2. Colombia

Situado en América del sur, este país cuenta con 32 departamentos, siendo Bogotá la capital y sede del gobierno nacional. Abarca una superficie total de 1.141748 km², convirtiéndose por tanto en el séptimo país más grande de América.

Al contar con un gran número de montañas, el segundo destino más feliz del mundo cuando con diferentes zonas climáticas. Por debajo de los 1000 metros, tienen un clima cálido y, en zonas superiores, el clima es predominantemente templado o, incluso, frío.

Es uno de los países con mayor biodiversidad del mundo. Por eso, se puede disfrutar de la magia del amazonas, del ambiente cosmopolita que despierta Bogotá o de sus increíbles playas como Providencia o Santa Catalina.

3. Filipinas

Filipinas se encuentra en el sureste asiático y su geografía y cultura espiritual han convertido a este destino en uno de los más deseados por los viajes.

Estuvo durante 350 años bajo el poder y tutela de los españoles. De hecho, a día de hoy, se siguen manteniendo muchas tradiciones de esta época colonial.

El país cuenta con más de 7000 islas, entre las más destacadas encontramos Luzón o Mindanao. Pero no es un país solo de playas, Filipinas es una opción excelente para hacer kayac, kitesurf, barranquismo o espeleología por ejemplo.

En cuanto al clima, el país cuenta con dos zonas diferenciadas: la zona oeste siempre está marcada por fuertes lluvia, sobre todo de julio a septiembre (causa del monzón); la otra cuenta con un clima mucho más flexible.

4. México

Ya no tan solo es uno de los destinos más felices del mundo, sino que también es uno de los destinos más bonitos por excelencia. La magia de esta país reside en que allí puedes encontrar deliciosa gastronomía, todo tipo de orografía y clima, una riqueza increíble de flora y fauna, contrastes de ideologías y una fusión constante entre tradición y modernización.

El país, al estar dividido por el trópico de Cancer, cuenta con varias zonas térmicas claramente diferenciadas. Una zona cálida al nivel del mar y clima templado subhúmedo o semi-seco a partir de los mil metros.

El nopal, la yuca, y guayule o el maguey es alguna de la flora más destacada del país, aunque, como su clima, también varía de la zona en la que nos encontremos.

Su extensas costas y sus impresionantes montañas hace de este destino una opción mágica para todo tipo de viajero.

5. Vietnam

Viajar a Vietnam, a parte de estar viajando a uno de los destinos más felices del mundo es estar viajando a una superpotencia gastronomía. Su comida es rica y variada, ya que sus sabores sutiles y de gran diversidad se han convertido en un reclamo para los paladares de los viajeros.

Adentrarse en este país es introducirse en una mezcla de emociones y escalofríos. Algunas de las actividades más recomendables son recorrer el moto el puerto de montaña de Hai Van, salir de excursión por los montes Bar Ha o Sapa. Pero no tan solo de actividades de riesgo vive este país, Vietnam cuenta, posiblemente, con los spas más espectaculares del mundo, pero también para todo tipo de presupuestos, ya que puedes encontrar desde majestuosos templos de mármol hasta sencillos salones de masajes.

Los principales lugares en los que debes perderte son: Hoi An, la bahía de Halong, el parque nacional Phong Nha-Ke Bang, SAIGÓN, Hué o Hanoi, entre otros.

6. Kazajistán

Sí, lo sé, es uno de los destinos mas desconocidos para la mayoría de los turistas, pero si se ha colado en la lista de los destinos más felices del mundo será por algo. Su tamaño es, para que te hagas una idea, como si de 5 Francias estuviésemos hablando. Sus interminables estepas, sus áridos desiertos, sus bosques salvajes, sus glaciares y sus montañas nevadas, son algunos de los grandes reclamos para aquellos que deciden perderse entre sus tierras.

No es un país peligroso, pero aun así debes tener controlado todo el equipaje que dejes en la habitación. Más vale prevenir que curar.

La lengua oficial es el kazajo, aunque un 95% de la población también habla ruso. Su moneda es el tenge kazajo y, en cuanto a la electricidad se refiere, no hace falta ningún tipo de adaptador ya que la corriente es la misma que en España.

Si quieres perderte entre sus calles, tienes que tener en cuenta que necesitas un visado para viajar a allí.

7. Papúa Nueva Guinea

Oceanía tal vez sea una de las áreas del planeta más olvidadas por los turistas, pero esconde reliquias como esta. Papúa Nueva Guinea es uno de los países más poblados del continente.

Su clima es tropical y, durante varios meses, sufre las consecuencias de los monzones que por allí pasan. Cuenta con uno de los pantanos más ricos del mundo y, además, es uno de los países más ricos, en cuento a recursos se refiere, ya que allí podrás encontrar tanto oro, cobre, como plata, entre otros.

Perderse por este país es perderse entre naturaleza, entre la magia de sus ciudades, la variedad de su gastronomía, de la excelente artesanía… La lengua oficial es el inglés, así que no vas a tener ningún problema para comunicarte cuando estés allí.

¿Has estado en alguno de ellos? ¿Vas a ir en breve?

Feliz día

Vicent Bañuls

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *