¡No me ha pasado nada, no te preocupes!

El único problema por el que no podía publicar con tanta asiduidad es porqué mis pies estaban muertos, pero muertos, muertos de verdad. Un dolor que solo podía comparar al de cuando llevo los zapatos de fallero durante los días de fallas. Quién lo haya sufrido conmigo seguro que lo entiende.

Después de hacer el tour de contrastes, Jorge, nos dijo que el zoo del Bronx estaba bastante bien y que la entrada era un donativo. Cómo nos sobraba un poco de tiempo por la mañana pusimos rumbo al norte de Nueva York y pasamos toda la mañana entre girafas y leones, reptiles y orangutanes.

 2

La tarde, la pasamos corriendo entre un centro comercial y varias tiendas, de un lado para otro, sin mirar si quiera todo lo que nos gastábamos.

¡No te lo creas! Íbamos de un lado para otro comparando precios porqué eso de que Nueva York es más barata que España le empiezo a ver lagunas.

Al día siguiente, sea se, el sábado lo decidimos pasar por Brooklyn, y ¿Qué mejor manera que empezar el día cruzando el puente?

3

Una vez en la otra parte del río, quería conocer ese Brooklyn del que tanto me habían hablado, así que bajamos al extremo del barrio para conseguir la mejor perspectiva de la zona baja de Manhattan.

El día estaba un poco feo, para que te voy a contar rollos, pero Nueva York bajo la lluvia es tan pero tan tan preciosa. Fotito por aquí, fotito por allá, y vuelta por Brooklyn Heights hasta llegar a Dumbo.

4 5 6

La apuesta para comer era clara desde hacía mucho tiempo, Smorgasburg y después visitar la zona de Williamsburg. Me habían hablado mucho del mercado y del barrio, pero no me esperaba para nada todo lo que me encontré. Un festín de comida increíble con unas pintas que era para decir “Uno de cada, por favor”.

Y del barrio de Williamsburg ¿qué quieres que te diga? Desde que llegué al hotel que estoy mirando el precio de los pisos por esa zona, ahí lo dejo.

7 8 9

Termianamos el día por Chinatown y cenando en uno de sus increíbles restaurantes,

Nueva York, cada momento me gustas más.

Feliz día

Vicent Bañuls

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *