Empezaré por el principio, me llamo Vicent Bañuls, soy valenciano pero afincando en Madrid desde septiembre de 2016. Sí, dejé la bella costa levantina porqué hace muchos años me enamoré de Madrid. Me enamoré de ella como si de una persona se tratase. Entendí el “Lady Madrid” de Pereza, el Madrid de La Fuga o esa efusividad con la que cantaban los de El Barrio “¡Nos fuimos pa’Madrid!”. Me armé de valor, me puse al mundo por bandera y dejé la comodidad de una casa para cumplir mi sueño, estudiar un doble grado en periodismo y ciencia política y gestión pública en la Universidad Rey Juan Carlos.

Considero que todas las personas tenemos nuestro propio lugar en el mundo, lo único que tenemos que hacer es encontrarlo, aunque a veces no resulte tarea fácil. Es por eso que llevo 5 años en el medio online pero todavía no había encontrado ese lugar en el que tanto ansiaba estar, hasta ahora.

Soy un viajero incansable, más bien un pequeño Phileas Fogg que adora llevar una maleta pegada a él mismo y al cual le fascinan los viajes de imprevisto, las horas en los aeropuertos, las preparaciones de rutas y los momentos imaginando el cómo será esa ciudad.

He tenido la suerte de viajar por muchísimos rincones del mundo: Italia, Reino Unido, Túnez, Polonia, Francia, Estados Unidos… Y lo mejor de todo, es que centenares de billetes se me amontonan en el correo para futuras próximas aventuras que voy a tener la suerte de vivir.

Creo que pertenezco al grupo de personas que reivindicamos que viajar no es caro, incluso puede llegar a ser más caro quedarte un fin de semana en tu ciudad que viajar a la otra parte del mundo, por ejemplo.

Pese a no superar las dos décadas de edad, he vivido y hecho miles de cosas: me he subido a muchos escenarios, he estado delante de las cámaras en más de una ocasión, he bailado frente a centenares de personas, cantado ante unas cuantas más, interpretado a decenas de personajes… Cosas que a día de hoy me han convertido en este pequeño experimento social que soy.

Adoro dejar bailar mis dedos sobre los teclados, enfrentarme como el más fuerte de los gladiadores a la batalla del folio en blanco. Me encanta crear historias, sacarte una sonrisa loca, hacerte asentir con la cabeza cuando lees uno de mis escritos y conseguir que sientas lo mismo que yo sentí cuando llegué a un sitio.

Tengo fe ciega en la palabra, por eso estudio, entre otras cosas, periodismo. Considero que es la herramienta más fuerte que el ser humano tiene a día de hoy en su posesión ¿no lo crees?

En Los zapatos de Vicent doy rienda suelta a mis emociones, a mis viajes y a las mayores de mis impresiones. Cuanto viajes, visito lugares y disfruto de comidas y grandes manjares. Me encantaría poder llegar a ser, algún día, ese pequeño bastón en el que te apoyases para viajar a algún sitio, la muleta que necesitas para cruzar un camino, la brújula que te guiará a pasar el mejor de tus viajes.

Tú tan solo preocupante de traer un buen par de zapatos, de lo demás me encargo yo.

Vicent Bañuls

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *